En Madrid, parece que la suerte está echada para las elecciones municipales y autonómicas del próximo año.

En la capital, tanto Podemos como IU se integran en Ganemos.

En la comunidad, no se presente Ganemos. Por lo que cabe la posibilidad de que IU y Podemos vayan por separado con la contradicción que eso supondría con la dinámica de la capital. Las declaraciones de ambos partidos no auguran precisamente que haya intención de entendimiento, sino de todo lo contrario.

La prensa además azuza las diferencias que están surgiendo entre dichos partidos. Parece ser que las diferencias estriban entre la sopa de letras a la que está acostumbrada IU y los procesos asamblearios abiertos que propugna Podemos.

A todo esto, lo que se ha denominado bipartidismo sigue en sus horas más bajas. Los escándalos de las tarjetas negras que han salpicado a quienes estaban en el ajo de la antigua Caja Madrid y el nuevo caso de ébola no ayudan precisamente a que suban en los sondeos.

Anuncios