Según este artículo de El Confidencial, existe en Podemos una corriente quincemayista. Transcribo:

Con un peso, de momento, secundario, pero cada vez más ruidoso y nutrido por las bases se encuentra la corriente de corte netamente quincemayista. Muy heterogénea y poco compactada, esta familia está formada casi por descarte, al estar alejada tanto de Podemos Central como de la estructura de IA. Sin embargo, no está exenta de identidad propia como están demostrando durante estas primeras semanas de asamblea fundacional. En su mayoría son activistas que despuntaron con el 15-M y que forman parte del tejido social de sus respectivas ciudades, aunque cuentan con el apoyo de la eurodiputada Tania González.

No parece que haya otro movimiento social como tal que destaque claramente en Podemos. Lo cual no deja de tener su punto de contradicción. Si el #15M era apartidista, ¿qué hacen en un partido, según este periódico, activistas que despuntaron con el 15-M?

¿No sería más coherente estar en opciones similares a Ganemos? Para las elecciones al Ayuntamiento de Madrid, no habrá tanto problema puesto que al final parece que todos se van a juntar. Pero para la Comunidad de Madrid, será ya otra historia.

Anuncios