Después de leer este artículo, tengo la sensación de que en las próximas elecciones locales no se dará una sopa de letras sino un puchero electoral.

No se piense nadie que hablo de pucherazo, sino de platos de la cocina popular de este país. Es decir, en Madrid se dará un cocido; en Galicia, un lacón con grelos; en Andalucía, un gazpacho; en Valencia, una paella;… y no sigo porque mis conocimientos culinarios son escasos.

Los posibles acuerdos, desacuerdos y combinaciones entre IU, Ganemos y Podemos en las distintas localidades del Estado van a dejar fuera de juego a más de algún analista político.

Todo esto sin contar con las distintas movilizaciones sociales antes de que se apruebe definitivamente la #LeyMordaza. Y las consecuencias de la aplicación de dicha ley una vez aprobada.

Anuncios