En el artículo anterior, te comenté que Iglesias está marcando la agenda política; pero el reloj lo tiene Patxi.

Felipe-Pedro

Sin apenas tiempo para digerir el resultado de la segunda ronda de consultas de Felipe VI, éste ha sido más o menos el previsto: Sánchez intentará formar gobierno.

Parece ser que se ha dado el plazo de un mes para cuadrar el círculo o circular el cuadrado. Es decir, llegar a un pacto (que no acuerdo) con Podemos y Ciudadanos a la vez.

Algo materialmente imposible; a no ser que la jugada sea otra. O sea, comenzar una precampaña para unas elecciones anticipadas.

De repetirse las elecciones mañana, posiblemente Podemos ganase al PSOE y la jugada sería al revés. Es decir, Iglesias de presidente y Sánchez (si no lo han descabezado) de vicepresidente.

Por lo que parece que la jugada sería ver a quién se le puede echar la culpa para la repetición de elecciones y de esta forma, saliera con alguna desventaja.

¡Ah! Además de la agenda y el reloj, en esta jugada, hay que tener en cuenta el calendario.

Anuncios