Después de leer este interesante artículo de José Rosales, creo el populismo es más un modelo que una metodología.

P’s no llegará al poder con un reparto de la tarta de izquierdas,  sino articulando un movimiento social que no tiene por qué estar definido. O de estarlo, podría ser como los de abajo.

Cambiar el C’SOE por el P’SOE puede paliar en algo la situación de los más desfavorecidos. Pero difícilmente los va a poder empoderar.

No es lo mismo el poder que el empoderamiento. Estamos viendo como la UE hace dejación de sus obligaciones con los refugiados. Y lo mismo está haciendo con sus propios habitantes.

Los recortes en servicios públicos que están sufriendo dichos habitantes no tienen que ver con la economía sino con la política. Hay dinero más que suficiente, si estuviese bien repartido y no en bancos suizos, como para cubrir dignamente las necesidades de la gente (lo dejaré así).

Es curioso ver como en Europa están creciendo populismos de derechas y sin embargo no hay forma que cuajen los populismos de izquierdas. Puede ser porque hay demasiados popes.

Anuncios